Corazon fundido en negro

Hable con Dios esta mañana

y me dijo no hay remedio,

tu tienes un destino

que se bifurca en el tiempo,

vendrán suaves plañideras a velar tu entierro,

estas sola con tu alma,

tan sola como el silencio,

vivirás con el corazón desterrado,

desterrado por el miedo,

¡Ay que soledad tan grande!,

en el sepulcro y en el cuerpo,

que hasta siento escalofríos,

de tanto como te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s