Fiebre

Corazón, me he dado cuenta, de lo mucho que te quiero,

del sentido de las cosas, de palabras, de momentos,

he sentido la soledad llenar de frío los portales de mis sueños,

mis manos, mis ojos ávidos, mis suspiros y mis miedos,

todo tiene un sentido desde tu alma hasta mis versos,

has entrado en lugares donde creí que no había dueño,

te instalaste en mi noche y en todos mis silencios,

ahora que te has marchado me sobra el aire y los lamentos,

siento la fiebre corroerme el cuerpo, los sentidos y la mente,

sino regresas pronto, caminare las mismas calles, bajo los mismos cielos,

pero ya no seré mas que una sombra sin destino, ni trayecto,

corazón, me he dado cuenta, de lo mucho que te quiero.

 

La dama blanca

************** marsala**************

Tétricas imágenes atraviesan mis retinas,

me duelen los parpados de mirar tan fijamente,

cuanto dolor, cuanta miseria viviendo escondida,

las aceras se llenan de personas sin vida,

de caminantes oscuros de almas perdidas,

veo a través de las fachadas que sutilmente me visitan,

todo es cartón piedra, todo es mentira,

personas caóticas viviendo con prisa,

ya no quiero verlo, respirar ese aire

caminar esas calles, aterrizar en esas vidas,

quiero cerrar los ojos y ver la verdad

la dama blanca que pasea a través de las retinas,

la dama blanca de los sueños,

que espía las almas anestesiadas y dormidas.

Ver la entrada original

May Thay

************** marsala**************

May Thay tiene los ojos negros y un lunar en la mejilla,

dedos de pianista y la mirada tierna,

camina con paso sinuoso, elegante y coqueto,

May thay es una mujer silenciosa que guarda un secreto,

tiene en el corazón una losa que sepulta sus sueños,

cuando le cojo las manos siento su frío traspasar mi cuerpo,

May Thay solo me mira y suspira y yo la abrazo con fuerza

queriendo ahuyentar el dolor de sus huesos.

May Thay sonríe entonces me besa muy tierno

y nuestros latidos se funden en una sintonia de versos.

Ver la entrada original

May Thay

May Thay tiene los ojos negros y un lunar en la mejilla,

dedos de pianista y la mirada tierna,

camina con paso sinuoso, elegante y coqueto,

May thay es una mujer silenciosa que guarda un secreto,

tiene en el corazón una losa que sepulta sus sueños,

cuando le cojo las manos siento su frío traspasar mi cuerpo,

May Thay solo me mira y suspira y yo la abrazo con fuerza

queriendo ahuyentar el dolor de sus huesos.

May Thay sonríe entonces me besa muy tierno

y nuestros latidos se funden en una sintonia de versos.